La baja volatilidad y volumen con un leve sesgo al alza es la típica sesión que nos podemos encontrar en una tendencia alcista. Sin embargo, fuera del Ibex 35, se comienzan a activar señales de venta en niveles de extrema sobrecompra.

 
El Ibex 35 ha desarrollado una sesión de bostezo. El índice establece un nuevo máximo anual en 9.825 puntos en la primera parte de la sesión para posteriormente echarse a dormir sin dejarnos grandes cambios. En gráfico de 30 minutos, el comportamiento ha provocado que el oscilador MACD active señal de venta acompañado por divergencias bajistas recogiendo la pérdida de momento positivo. A la vez, la volatilidad en puntos se desploma y la volatilidad vuelve a replegarse.  
 
Ibex 35 en gráfico de 30 minutos con Rango de amplitud medio en puntos, oscilador MACD y volumen de contratación
 
El equilibrio de la sesión también lo encontramos en las acciones que componen el índice donde la distribución entre los números rojos y verdes es homogénea a la vez que escasean las grandes variaciones: menos de 10 acciones del Ibex 35 experimentan un cambio superior al punto porcentual respecto al cierre del viernes pasado.

Nasdaq en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación

De esta manera, podríamos decir que hemos asistido a la típica sesión pausada de tendencia alcista. Sin embargo, sería bueno alertar que en el resto de índices europeos y de EEUU, se está imponiendo un leve goteo a la baja que está provocando que se activen las primeras señales de venta que parten de niveles extremos de sobrecompra (ver gráfico Nasdaq 100 en gráfico superior).