El analista ha comentado en su programa habitual de la CNBC, ‘Mad Money’, que hay unas acciones que fueron horribles y que ahora podrían tener una mejoría considerable.
Siempre con su estilo particular pero contundente. Jim Cramer ha vuelto a mostrar esa actitud excéntrica apuntando a determinadas acciones por las que se deberían apostar en estos momentos, peso a que no han tenido su mejor actuación en lo que va de 2014. Unos títulos que se encuentra dentro del sector minorista.

Para Cramer el mercado se encuentra ahora como un partido de fútbol. Es decir, con acciones más defensivas y otras que desempeñan una actitud más ofensiva. Así lo ha comparado en su espacio en la CNBC para explicar que hay algunos valores que han pasado de la defensa al ataque.

Uno de estos sería Wal-Mart, que precisamente presentó sus cuentas en la pasada jornada. “Muchos han descartado esta empresa como una cadena vieja tapada que se ha quedado estancada con los nuevos tiempos”, dice el experto en relación a la compañía del sector minorista.

“Pero los inversores vieron que su empresa sigue firme con su ritmo de ganancias y no vieron ninguna ocultación por parte de su CEO, por lo que podría ser una opción interesante a pesar de su devenir en los últimos meses”, concreta.

Por otra parte, también habla de otra de las firmas dentro de esta industria que ha sido repudiada por analistas, expertos e inversores en las últimas fechas. Esta no es otra que JC Penney que para Cramer “ha hecho un esfuerzo valiente”.

La cuestión desde su punto de vista es si merece la pena “adquirir la acción en los niveles que se encuentra de 7 dólares”. Algo a lo que argumenta de manera contundente que es atractiva “simplemente porque muchos pensamos que esos 7 dólares actúan como nivel de soporte y que no puede bajar más allá de ahí”.

“Su CEO Mike Ullman todavía está tratando de limpiar el desastre de la gestión anterior por la reconstrucción de la confianza de los clientes a través de la introducción de marcas privadas de bajo coste y al centrarse en la construcción de la moral de la empresa”, explica el analista.

Cramer piensa que los inversores “deben dejar de esperar en JC Penney para hacer una especie de gran transformación”.

"Si una empresa muestra que cree que sus propias acciones son barato, entonces eso puede ser un buen indicador de que podría mercer la pena comprar," dice el presentador de "Mad Money". “Una palabra: recompras (…) Esto realmente pone una empresa bajo el foco de atención”, termina Cramer.