El experto en su programa habitual ha expuesto cuál es su estrategia de inversión para protegerse de las medidas que toma la Reserva Federal.
Multitud de analistas estaban preocupados por la Reserva Federal ayer y, por supuesto, Jim Cramer ha dejado patente su punto de vista en el espacio que emite la CNBC, Mad Money. La principal institución monetaria informó que pondrá fin a su programa de estímulos monetarios y como respuesta se vio que la venta de acciones fue la medida principal de los inversores.

En efecto, siempre hay inquietudes en el mercado de los movimientos que vaya a desarrollar la Fed. Sin embargo, Cramer apunta a que eso ya “se conocía con tiempo”, por lo que se podía hacer una estrategia con previsión. La reacción rápida de las bolsas no debería ser ningún tipo de sorpresa.

"Siempre hay algunos idiotas que no esperan que la Reserva Federal tome las medidas que son realmente seguras, que van a suceder, y eso es lo que genera la locura hoy en día,asegura Cramer. “El mercado no es tan peligroso como parece, sino como lo hacemos que sea”, añade de manera reflexiva.

En este sentido, las acciones que selecciona Cramer, desde su punto de vista, no van a estar tan afectadas por el estallido de la burbuja que “ha generado la Reserva Federal”. Por ello, se centra en valores a los que no le han afectado en gran medida las decisiones que ha tomado la Fed en los últimos tiempos.

Por eso apuesta por Hewlett-Packard (HP). "Es una compañía que tiene tres cosas combinadas entre sí, lo que realmente la hace que sea revolucionaria”, argumenta. “Esto podría, muy posiblemente, ser el detonante de la próxima revolución industrial”, dice el experto en el programa de televisión.

Así pues, dice que lo fundamental para el inversor es actuar con previsión y fijarse en negocios con expectativas de crecimiento como HP."Estas son las cuestiones que giran alrededor de todas estas acciones, y creo que solamente lo que hay que hacer es estar atento y mirar el calendario para ver si vale la pena tomar una posición o no”, concluye.