El Ibex 35 cerró la sesión del viernes con un alza del 2,15% hasta los 10.725 puntos propulsado por la confianza que infundó en el mercado europeo los buenos datos de IFO alemán, además de los dos grandes bancos españoles. Finalmente el selectivo recuperó el lastre semanal con una subida en estos 5 días del 1,6%.