El experto realiza una comparativa con gráficos en momentos en los que el mercado está a punto de que se produzca una gran caída y todos coinciden. También el del momento actual.
John Hussman, gestor d de los Fondos Hussman, ha sido uno de los principales bajistas más destacados de la bolsa estadounidense en los últimos años. Tanto que durante los últimos seis meses ha aumentado la cantidad de advertencias sobre un posible descenso en el mercado por la burbuja que se ha alimentado.

En la nota de esta semana, Hussman comparte su opinión de que la fuerte escalada del mercado en los últimos siete días no es la consecución del mercado alcista que se produjo en el 2009, sino más bien que entra dentro de los estándares de la iniciación de un mercado bajista.

En concreto, Hussman cree que el mercado cambió su tendencia hace más de un mes y se encuentra ahora en el “proceso de estrellarse”. El analista observa correctamente lo que olvidan muchos inversores, que es que los accidentes de mercado no se producen “cuando comienzan las caídas”, sino más bien, por lo general “consisten en descensos agudos seguidos de manifestaciones agudas seguidas por caídas profundas… y así sucesivamente”.

En apoyo de esta posición, el analista muestra ofrece gráficos de cinco situaciones antes de que se produjera un mercado bajista, en comparación con el momento en el que se encuentra el mercado actualmente.

Crash 1929


“Hay que tener en cuenta que los entornos de mercado incluso terriblemente hostiles no se resuelven en descensos ininterrumpidos”, analiza. “Hasta en los crash 1929 y 1987 se comenzó con pérdidas iniciales del 10-12% que luego fueron puntuadas por los avances duros, recuperando la mitad de las caídas, para volver a caer de nuevo”, señala.

Crash 1973


Crash 1987

El período que rodea el pico de la burbuja de 2000 incluía una serie de 10% descensos y recuperaciones, mientras que el máximo alcanzado en 2007 comenzó con una caída por factores internos del mercado, seguido de una recuperación, que de nuevo dio comienzo a nuevas caídas”, expone el experto realizando una comparativa con la actualidad.

Crash 2000

Crash 2007

Situación de 2014


Hussman dice que su impresión es que estamos observando “una dinámica similar en la actualidad”. Aunque estamos abiertos a la posibilidad de funcionamiento interno del mercado para mejorar de manera convincente “también debemos ser conscientes de la secuencia común a los episodios de 1929, 1972, 1987, 2000 y 2007”.

En este sentido dice que una de ellas es “el síndrome de la sobrevaloración extrema, con condiciones de sobrecompra; en segundo lugar “un desglose sutil en partes internas del mercado a través de una amplia gama de acciones, industrias y tipos de seguridad”; en tercer lugar “un tipo ola de ventas inicial a un corto plazo de sobreventa baja”; en cuarto lugar un "rápido cambio de entorno que borra la condición de sobreventa”; y por último “una vinculación continuada de valoraciones y dispersión de elementos internos de mercado”.