Ayer el SP volvió a cerrar en positivo, levemente por encima de 1.150, marcando un nuevo récord: hacía 15 años (desde Septiembre de 1.995) que el ETF $SPY del SP no encadenaba 12 jornadas consecutivas de subidas. Los índices están consolidando bajo máximos, en un lateral que se puede prolongar de una a tres jornadas más, antes de romper en una u otra dirección. En máximos, en sobrecompra y con volumenes escasos y decrecientes: pronto llegará la hora de los osos, con un recorte rápido y súbito del -3% al -5%. La duda es si será desde estos niveles o desde el 1.160 del SP. El comunicado de la FED de esta tarde puede catalizar el movimiento.
Cualquier mención a futuras subidas de tipos, a restricciones de liquidez o a retirada de medidas de apoyo a la deuda hipotecaria sería la excusa que necesitan los bajistas para dar el golpe que llevan 12 jornadas esperando. Las señales de alerta se siguen acumulando: la ruptura alcista del EUR/USD del viernes fue ayer abortada con violencia; el petróleo, que suele actuar como indicador adelantado de cambios de tendencia, empezó a recortar con fuerza y perforó su alcista, marcando un posible doble techo. Por otra parte, los índices europeos siguen sin despegar, y no consiguen reducir su diferencia con los americanos.

EUROSTOXX 4 horas


En cualquier caso, el aspecto técnico del gráfico de 4 horas del Eurostoxx es tranquilizador para los alcistas. Está en una normal fase de consolidación, sobre un soporte (2.860) que se ha mantenido firme en dos ocasiones. El estocástico anuncia subidas a la parte superior del canal durante la jornada de hoy. Mientras se respete la zona de 2.850-60, son más probables los escenarios alcistas (verde y azul). Esa zona comentada debería marcarse como stop de largos.

Atentos a la reacción al comunicado de la FED esta tarde a las 19:15. Un spike al alza, a la zona de 2.940-50, probablemente sería una estupenda ocasión para cerrar largos y abrir cortos, en busca de ese recorte importante que no tardará en aparecer.