Después de acudir a su cita con los inversores, la tecnológica estadounidense sigue siendo una oportunidad atractiva a largo plazo, pero a medio plazo es bajista.
Google presentó al cierre el informe de sus resultados correspondientes al tercer trimestre. La firma de la industria tecnológica no alcanzó las previsiones de ingresos y ganancias para este periodo, debido a que el proveedor de búsqueda se acercó al gasto para reactivar la desaceleración de ventas de publicidad.

El beneficio neto, exceptuando costes extraordinarios, fue de 6,35 dólares por acción, según informó la compañía en un comunicado, lo cual estuvo por debajo de las estimaciones del consenso de mercado que esperaba 6,53 dólares por título. Los ingresos fueron de 13.200 millones dólares. Justo por debajo de la predicción de los analistas.

El CEO de la empresa, Larry Page, en busca de nuevas oportunidades más allá de los anuncios de búsqueda basados en escritorio, está incrementando las inversiones en todas las áreas, como el software de negocios para servicios móviles.

Los ingresos de propios sitios web de Google crecieron un 20%, en comparación con el 23% en el período de año anterior. Al mismo tiempo, la empresa intensificó contratación e impulsó la investigación y el gasto en desarrollo en casi un 50%.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Google se encuentra en fase de consolidación, mientras que recibe una puntuación de 6 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico destaca que aunque la tendencia a largo plazo sigue alcista, a medio plazo ha cambiado a bajista. Además, los momentos total lento y total rápido se encuentran en positivo, y la volatilidad a medio plazo y largo plazo es decreciente. El único punto negativo que resaltan estos indicadores es que el volumen a medio y largo plazo es decreciente.

Indicadores Premium Google


Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí