Las señales de agotamiento comprador tras registrar nuevos máximos anuales en los 5,97 no deberían ser tomadas como una debilidad sino todo lo contrario, como oportunidad para buscar una reincorporación en largo en un activo incuestionablemente alcista.


Fluidra se estanca al corto plazo en torno al techo de los 5,97, máximos anuales, y el suelo de los 5,625, área de consolidación que presenta claros síntomas de agotamiento comprador al más estricto corto plazo y que podría derivar en una perforación de soportes rumbo a los 5,32, cota que funciona como aproximación a su media móvil simple de medio plazo.

Los síntomas de agotamiento quedan identificados a través de (1) señales de venta proporcionadas por el oscilador MACD que aprte desde un extremo alcista de mercado y (2) un retroceso significativo por parte del volumen de contratación. En este entorno, tras cumplir el objetivo alcista propuesto el pasado día 26 de ABR17 (ver: “Fluidra se encuentra con fuerzas renovadas”) parece haber llegado el turno a otro merecido descanso en el precio.

Fluidra en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

 

 

En cuanto a nuestros filtros técnicos Premium, la valoración que realizan a nivel cuantitativo del activo bajo estudio es de 9 puntos sobre un total de 10 puntos posibles, puntuación que no sorprende dada su contundente estructura de máximos y mínimos crecientes y que, por tanto, pese a registrar señales de agotamiento comprador al corto plazo, ello no debería ser motivo de cambio de sesgo, por lo que las caídas se clasifican como oportunidad de reincorporación en largo.

Filtros técnicos de Fluidra a 15 de MAY17