Esperamos el inicio de un pull-back entre hoy y mañana, que lleve al índice a la zona de 2500 en las siguientes jornadas. Tras 10 días de subidas, un pull-back es imprescindible, tanto para los alcistas como para los bajistas. El Nasdaq ya empezó a generar el viernes señales de alarma, con los desplomes de Microsoft y Amazon.