El hueco de apertura al alza no viene respaldado por volumen y no desactiva divergencias. Mejor esperar a 10.160 para probar posicione largas. Mientras tanto pensamos que el hueco puede taparse.

Los índices asiáticos presentan alzas a estas alturas de sesión. Shanghai Composite (China) y Hang Seng (Hong Kong) suben algo más de dos puntos porcentuales y establecen nuevos máximos mensuales liderando el rebote y tranquilizando al resto de mercados en la medida que la desaceleración china y sus caídas bursátiles fueron la piedra angular del último muro de incertidumbre. Nikkei 225 (Japón), Kospi (Corea del sur) y Sensex (India) rozan el punto porcentual de subida.

Futuro mini sobre S&P 500 en gráfico diario con Rango de amplitud en porcentaje, Estocástico y Volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia


El futuro mini sobre S&P 500 sube cerca de 10 puntos (0,7% aprox.) y no quiere alejarse de la zona de máximos de SEP15 apoyándose en la caída del USD (EUR/USD cotiza por encima de 1,14) y en el aplazamiento en el tiempo del tensionamiento monetario por parte de la Reserva Federal (los tipos de interés vuelven a mínimos de MAR15). En este sentido, hoy la cita económica más significativa es el IPC de EEUU de SEP15 para el que se espera un -0,1%ia en la general por caída del petróleo y un +1,8%ia en la subyacente.


 
Ibex 35 en gráfico 60 minutos con MACD, Rango de amplitud en porcentaje, e histograma sobre volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia


En este entorno de subidas generalizadas, los índices europeos no se quedan atrás y se anotan alzas del +0,7% en línea con la subida en los futuros de EEUU. El hueco en el Ibex 35 no impide que la cotización permanezca dentro del rango de muy corto plazo con techo en 10.160 y suelo en la zona de mínimos semanales, 10.021 / 9.993. Aunque se activan señales de compra en osciladores de precios, el volumen no acompaña y las divergencias bajistas permanecen activas. Mejor esperar a la superación de 10.160 que confirme antes de plantear largos a favor del rebote desde mínimos anuales. Mientras tanto, nos decantamos por comportamiento en rango y la probabilidad de que el hueco termine por taparse es alta.