El selectivo tecnológico ha sido uno de los índices que mayores discusiones ha arrastrado en los últimos meses. A nivel técnico, mantiene su tendencia alcista a medio y largo plazo.
El mes de mayo fue aciago para el Nasdaq. Tanto que llegó a sufrir caídas de hasta el 1,6% semanales. En ese punto, muchos expertos alertaban de que podría ser consecuencia de una burbuja tecnológica, aunque otros esgrimían que esa afirmación no se trataba si no de un puro disparate.

Esta última tesis es la que sostenía Jim Russell, estratega de renta variable de Bank Wealth, que aseguraba que no había que alterarse ante las correcciones que se vieron en la primavera de este año.

"Técnicamente no es una grave corrección si nos fijamos en los números”, afirmaba. “Simplemente está localizada en áreas delimitadas como el internet, la biotecnología, las acciones relacionadas con OPV y el social media”, concretaba.

"Nosotros pensamos que ya acabó este sentimiento negativo”, proseguía. Eso sí, consideraba que hay empresas del sector que podrían descender aún más. “Eso no impide que existan compañías cuyas ganancias del primer trimestre estuvieron en consonancia con las estimaciones y puedan sufrir un castigo en los mercados”, alertaba. (Ver: noticia)

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que el Nasdaq se encuentra en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 9 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico pone de manifiesto que su tendencia es alcista a medio y largo plazo. El momento total lento es positivo y el momento total rápido, también. El volumen a medio y largo plazo que presenta el activo es creciente. Asimismo, la volatilidad del valor es decreciente en el tiempo. Por tanto, el índice presenta un aspecto técnico sin ningún punto negativo.

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí


Indicadores Premium Nasdaq