La estructura alcista de medio y largo plazo y un entorno de volatilidad reducida favorecen una continuidad en la tendencia alcista y trabajar con un escenario proclive a subidas.

El precio se ha estancado después de establecer un nuevo máximo histórico en 4,508 que es nivel próximo al anterior máximo de ciclo establecido en 4,394 en el ejercicio 2014. Estabilidad a corto plazo que deriva en la activación de señales de venta en osciladores de precios con datos diarios que vienen respaldadas por divergencias bajistas reflejando una pérdida de momento positivo. Todo ello en un contexto donde la caída de volumen es acusada favorecida por la temporada estival.

Pese a la debilidad a corto plazo. El precio conserva una estructura alcista clara a medio y largo plazo y la volatilidad se aproxima a zona de mínimos interanuales. Trabajar o mantener un escenario favorable a subidas sostenidas, mientras la estructura alcista se conserve, nos parece la mejor opción. Para posiciones a medio plazo utilizaríamos el mínimo de 3,973 de referencia como punto de partida. Para posiciones de largo plazo, nos quedaríamos con 3,671. Unos stops que podrían ajustarse al alza si el precio es capaz de consolidar por encima de 4,508.

CaixaBank en gráfico diario con rango de amplitud en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación