Los malos datos de PMI publicados recientemente tiñen de rojo las principales plazas bursátiles europeas (ver: “PMI del día en Europa”). Estos datos preocupan al mercado y castigan a índices de peso como el DAX 30 alemán o el índice paneuropeo EuroStoxx 50. Por su parte, nuestro índice IBEX 35 al contado bajo estudio cae con fuerza siendo, como no, de los peores en el Viejo Continente.
 
IBEX 35 en gráfico de 15 minutos con oscilador MACD

Fuente: Visual Chart y elaboración propia.

En el cierre de ayer comentábamos que el único argumento verdaderamente importante en estos momentos, en la curva de precios del IBEX 35, era el mantenimiento del soporte de los 11.320-11.300 puntos, soporte que ayer veíamos reforzado: “La jornada nos deja un claro movimiento que viene a reforzar todavía más el soporte mencionado (…), la vela intradiaria que perforaba a la baja el soporte de los 11.300 puntos, venía seguida por otra vela envolvente alcista, permitiendo la reestructuración al alza del precio (…). Este simple movimiento no es baladí ya que nos aporta valiosas lecturas de que los alcistas no se van a dejar intimidar en dichos niveles. Posteriormente, casi en el tramo final de la sesión, apreciamos otro movimiento que viene a reforzar el soporte bajo estudio, al encontrar velas con amplia sombra inferior respecto a su rango, sombras inferiores que registran sus mínimos en la zona de los 11.320 puntos, devolviendo las alzas a la cotización del IBEX 35 al contado”. (ver: “El índice español está para mirarlo, pero no tocarlo”)

La apertura de hoy no varía en nada nuestro planteamiento y, la debilidad sigue muy presente al más estricto corto plazo en nuestro mercado. En lugar de intentar superar su próxima resistencia localizada en el en torno de los 11.500 puntos, el índice bajo seguimiento parece querer atacar de nuevo el soporte mencionado, hecho que vuelve a aumentar la tensión ante la cercanía de los 11.250-11.200 puntos.

El oscilador MACD, por su parte, registra nuevos máximos relativos inferiores a los anteriores, dibujando una estructura bajista que le obliga a aportar, de nuevo, señal de venta. El gráfico lo dice todo, movimientos de idas y venidas, que aumentan la volatilidad y no nos llevan a ninguna parte

Por el lado positivo, seguimos consolidando las caídas mientras en gráficos diarios la sobrecompra acumulada desciende y el oscilador MACD diario vuelve a niveles más racionales, movimiento positivo mientras no se pierdan niveles de soporte de medio plazo.