Realizamos un análisis de situación a nivel técnico de dos de los componentes del índice IBEX 35 para conocer dónde se encuentran y sus perspectivas al corto plazo 

CaixaBank logra mantenerse por encima del soporte de los 4,162 que funciona como aproximación a su media móvil simple de medio plazo (ver MMS40), hecho que le permite mantener anclada su estructura de mínimos crecientes y situarse de nuevo a un paso del área de resistencia clave de los 4,465 / 4,394. En este sentido, los niveles de volatilidad, medidos por el rango de amplitud medio, permanecen estables junto con un oscilador MACD en terreno positivo y aportando señal de compra permiten no modificar el actual sesgo alcista, sesgo que quedaría dañado si la curva de precios perfora a la baja el área de soporte de los 3,973 / 3,925.

CaixaBanken gráfico diario con Rango de amplitud medio porcentual (ventana central superior) MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación (ventana inferior)

 

 

Acciona vuelve a girarse a la baja con contundencia a la altura de sus referencias clave como son la resistencia de los 79,83 y la media móvil simple de medio plazo o de 40 periodos, movimiento que vuelve a poner bajo amenaza la directriz alcista de largo plazo que parte desde los mínimos significativos de los 60,46. En este sentido, la curva de precios incorpora momento negativo al aumentar volatilidad, consolidar el oscilador MACD en terreno negativo y aportando recientemente señal de venta y, finalmente, registrando un volumen de contratación decreciente que invita a pensar en una continuidad del ataque bajista hasta la zona de relevancia técnica de los 73,23 / 72,89 al corto plazo siempre y cuando las compras no logren resolver al alza el área de resistencia de los 79,83 / 79,30, movimiento que anularía automáticamente el escenario bajista citado.

Acciona en gráfico diario con Rango de amplitud medio porcentual (ventana central superior) MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación (ventana inferior)