Las primeras firmas de análisis en cambiar sus valoraciones sobre el sector bancario tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el impuesto a las hipotecas han sido Kepler Cheuvreux y Credit Suisse. Los analistas de Kepler retiran su consejo de compra sobre CaixaBank y Bankia y dejan su recomendación en mantener.

En concreto, los analistas de Kepler dejan el precio objetivo de las acciones de CaixaBank en cuatro euros, aunque esto le da un potencial de revalorización del 13,7% desde sus precios actuales en los 3,52 euros por acción. En el caso de Bankia los expertos de Kepler reducen su valoración un 27,8%, desde los 4,75 euros a los 3,42 euros por acción. 

Kepler y Credit Suisse le dan la 'puntilla' a los bancos tras la sentencia del Supremo.

El banco de inversión suizo Credit Suisse, por su parte, también reduce el precio objetivo de BBVA un 7,7%, desde los 6,5 euros a los 6 euros por acción. Esto supone un potencial alcista del 18,5% desde su precios actuales.

En el caso Banco Santander el recorte es aún mayor, al reducir su valoración un 12,9% desde los 6,2 euros a los 5,4 euros por acción, aunque esto le sigue dando un recorrido al alza cercano al 32% desde sus precios actuales. 

En el caso de Banco Sabadell, los analistas también recortan su valoración un 6,6% y dejan el precio objetivo de sus acciones en los 1,4 euros y para Bankia fijan la valoración de sus acciones en los 2,9 euros por acción, con una caída de la valoración del 6,5%. Credit Suisse ve un potencial al alza superior al 22% en Sabadell, mientras que en el caso de Bankia un 0,9%.

La sentencia conocida este jueves del Tribunal Supremo que se conoció este jueves en el que se establece que el impuesto de las hipotecas no debe recaer sobre los clientes sino sobre las entidades podría tener un impacto en el sector de 2.000 millones de euros, según apunta Renta 4, aunque los cálculos de Moody's elevan la factura hasta los 4.000 millones.