El sector bancario español se ha quedado seco; o eso es, al menos, lo que piensan los expertos de Jefferies, que  acaban de actualizar el precio objetivo de las cuatro principales entidades financieras españolas. A pesar de la subida, los expertos de la firma de inversión creen que Santander y Bankinter son los dos que tienen menos recorrido.

Los analistas de Jefferies han mejorado el precio objetivo de Caixabank desde 4 a 4,60 euros por acción.  Esto implica un recorrido adicional para la entidad catalana de un 5,2% desde los niveles actuales de cotización.  Los analistas reiteran la apuesta de mantener las acciones.

A BBVA le han mejorado el objetivo desde 7,70 a 7,80 euros por acción, lo que implica un potencial de un 4,5%. El nivel, como ocurre con CaixaBank, está en línea con el consenso. Reiteran su consejo de mantener sus acciones.

La visión que tienen estos expertos es diferente  tanto para Santander como para Bankinter, a las que apuestan por vender.

En el caso de la entidad que preside Ana Patricia Botín, los analistas han elevado el precio objetivo desde 4,40 euros hasta 4,7 euros por acción.  Un nivel que está muy lejos de la media del consenso, establecida en 6,04 euros por acción. Para que Santander se colocara en este nivel, tendría que caer casi un 15% desde los niveles actuales de cotización.

Algo parecido ocurre con Bankinter. Los expertos de la firma le han otorgado un precio objetivo de 6,40 euros por acción, frente a los 6,10 anteriores. Se trata de una cantidad muy inferior al nivel de 7,95 del consenso. El potencial de caídas del banco español para llegar a esa valoración establecida es de un 20%.

También en Jefferies, los expertos han empeorado el precio objetivo de Inditex desde 38 hasta 37 euros por acción, aunque siguen manteniendo la apuesta de compra, ya que todavía ven un potencial de un 15% a la compañía de Amancio Ortega.

Por su parte, RBC ha tomado la decisión contraria, incrementar el precio objetivo de 37 a 39 euros por acción, con una recomendación de comprar. En este caso, estos analistas prevén que la compañía vale un 20% de lo que cotiza en estos momentos.

Por último, Jefferies ha empeorado la recomendación de Acerinox desde comprar a mantener. Con todo, estos analistas  han mejorado el precio objetivo de 12 a 15 euros por título, un 20% por encima del nivel actual de cotización.