El bróker germano ha revisado a la baja el precio objetivo de la petrolera española hasta los 19 euros. No obstante, apuesta por 'mantener' sus títulos en cartera para aquellos inversores que hayan comprado ya. 
 
Repsol es uno de esos títulos "complicados" para Antonio Espín, analista de la Zona Premium de Estrategias de inversión, en el sentido de que es harto complicado determinar por dónde va a salir la acción en futuro próximo. 

La petrolera acumula un 7,3% de revalorización en 2015, incapaz de soportar el nivel de 18,4 euros alcanzado en sus máximos anuales que han llevado a pensar que "en las proximidades de 16 euros aparentemente está saliendo dinero" del valor, según el experto. 



Ligeramente por debajo de esta cota, Eduardo Faus, analista de Renta 4, encuentra dos soportes clave para la acción: los 15.8 euros, en primera instancia, y los 15,2 euros, en segundo término. "Son referencias de soporte clave", reconoce el analista, "por lo que que la rentabilidad-riesgo tras las últimas caídas resulta atractiva". De ahí que desde la gestora española recomienden comprar acciones del valor. 

*Pinche sobre la imagen para ampliar
REPSOL TÉCNICO



Y lo cierto es que es de los pocos. Si nos atenemos al consenso de mercado, tan sólo dos de cada diez casas que siguen al valor recomiendan adquirir acciones de la petrolera en estos momentos, y la situación se viene dilatando desde el comienzo de 2015. Habría que retrotraerse dos veranos atrás para encontrar un porcentaje de aceptación superior al 50% de los brókers. 

Desde Deutsche Bank apuestan por "mantener" los títulos de la petrolera, a pesar de que han revisado un euro a la baja las acciones del valor hasta los 19 euros. Esto le concede un potencial al alza del 17% de cara al próximo año vista, según los analistas germanos. 

*Pinche sobre la imagen para ampliar
REPSOL BRÓKERS