Alphavalue apunta en su informe diario de mercados que recomienda comprar las acciones de Meliá Hotels y le un potencial de revalorización del 23,6% en los próximos seis meses. Los analistas de Raymon James ajustaron ayer el precio de las acciones de la hotelera balear desde 13,3 euros hasta los 13 euros por acción, lo que representa un potencial del 11,3%.

Meliá forma parte de la cartera modelo de Alphavalue, y con la caída de este miércoles de medio punto porcentual tiene un potencial del 24% desde los 14,5 euros que le da Alphavalue hasta los 11,66 euros actuales. En lo que va de año, las acciones de Meliá se revalorizan un 1,65%

Las acciones de Meliá forman parte de la cartera de acciones de Estrategias de Inversiónque gestiona Luis Francisco Ruiz. En los indicadores técnicos, que recogen el momento de una compañía según sus últimas 200 sesiones bursátiles, cuenta con una puntuación de nueve sobre diez, con una cotización marcada por la tendencia alcista tanto en el medio plazo como en el largo plazo, es decir, máximos crecientes y mínimos decrecientes. Además cuenta con una volatilidad decreciente, un volumen creciente y un momento total rápido positivo. La única cuestión negativa que tiene Meliá es su momento total lento negativo. 

 

 

Por su parte, HSBC ha cambiado su consejo respecto a las acciones de Iberdrola desde comprar hasta mantener las acciones de la eléctrica. El banco de inversión británico reduce además el precio objetivo de Iberdrola de 7,3 euros a 6,8 euros por accción. En los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión cuenta con una nota de cuatro sobre diez marcada por su tendencia a largo plazo bajista, momento total lento negativo y volumen decreciente. 

 

 

Los analistas de Raymond James elevaron ayer antes del cierre del mercado el precio objetivo de las acciones de NH Hoteles desde los 6,8 euros hasta los 7,2 euros por acción, lo que implica un potencial alcista del 13,4%.

Ayer también se conoció que la hotelera tailandesa Minor entró en el accionario de NH tras comprar al fondo de inversión británico Oceanwood un 8,5% de las acciones. Este porcentaje que equivale a 30 millones de títulos tiene un valor de 190 millones de euros. La tailandesa pagó a Oceanwood una prima del 0,7% por las acciones, ya que desembolsó 6,4 euros por acción frente a los 6,35 euros en los que cerró la hotelera en el mercado continuo.