Donald Trump se ha encontrado con muchos oponentes durante la campaña electoral. Quizá uno de los más conocidos dentro del mundo financiero ha sido Warren Buffett. El inversor se posicionó al otro lado del espectro político de los que apoyaban al magnate y, sin embargo, su victoria ha llenado los bolsillos del millonario y ha generado oportunidades para que se lance a los mercados de compras.
 
En una entrevista con Bloomberg, Buffett ha admitido que desde las elecciones que han llevado a Trump al poder  su vehículo de inversión ha aprovechado para comprar acciones por un importe de 12.000 millones de dólares.

Eso sí, el inversor no ha querido decir en qué empresas ha entrado.  Explican en la agencia de noticias que esta cantidad es muy significativa. Por ejemplo, durante los nueve primeros meses del año, la empresa solo había hecho compras por 5.200 millones de dólares mientras que realizó ventas por un importe de 20.000 millones de dólares. En todo 2015 Berkshire realizó compras por un importe de 10.000 millones de dólares.

Desde las elecciones, la firma de Buffett ha subido algo más de un 4,9% en bolsa. La cifra es elevada, aunque está algo por debajo de lo que ha subido el S&P 500 en esas mismas fechas.  En lo que va de año, el vehículo de inversión de Buffett sube un 0,52%.

Las subidas de la bolsa durante las semanas posteriores a las elecciones permitieron que Warren Buffett se volviera a convertir en el tercer hombre más rico del mundo. En el rally de fin de año, Berkshire Hathaway llegó a cotizar en máximos históricos, un nivel del que ahora está muy cerca.

Berkshire y S&P 500


En estos momentos, la empresa se mueve con un PER a 12 meses de más de 20 veces, por encima del mercado. En estos niveles, un 43% de los analistas que siguen el valor apuestan por comprar y un 57% opta por mantener.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Buffett vuelve a ser el tercer mayor rico del mundo gracias a Trump”