Con un último cierre en 27,930 euros, Vodafone obtiene el aprobado mínimo de los indicadores premium.

Se encuentra inmerso en una tendencia alcista, que mantendrá para el medio plazo. A largo plazo, esta tendencia tornará a bajista. Este negativo indicador viene acompañado de un momento total negativo, tanto rápido como lento.
No todo son indicadores negativos para Vodafone.



Presenta un volumen creciente para medio y largo plazo, así como una volatilidad decreciente para ambos plazos de tiempo.

Tanto en rango diario como en el semanal , se comporta mejor que su índice de referencia: el Nasdad. Obtiene una nota de 5 por los indacores premium.