Víctor Grifols Roura, presidente y consejero delegado de Grifols, ha propuesto ceder a su hijo, Víctor Grifols Deu, y su hermano, Raimon Grifols, el cargo de consejeros delegados "con carácter solidario". 

Víctor Grifols Roura se mantendrá como "presidente del consejo de administración con carácter no ejecutivo".

Se ha acordado un "periodo de transición" a lo largo de 2016 siendo efectiva la sucesión en enero de 2017. Víctor Grilfols, comunicó al resto del Consejo su decisión de dejar el cargo el pasado 10 de diciembre, dando paso así a una nueva generación, como él mismo ha declarado en una carta enviada a los empleados de la compañía y a la CNMV: "El tiempo pasa para todos y yo siento que ha llegado el momento para pasar mi responsabilidad ejecutiva a una nueva generación que sé que está muy bien preparada".

Esta noticia llega cuando el valor está llegando a zona de soporte, en los 41,50 euros, nivel que coincide con el retroceso de Fibonacci del 23,6% de todo el movimiento de subida desde los mínimos de octubre a los máximos históricos marcados este mes de diciembre en 45,10 euros.

Si Grifols aguanta por encima de este precio, mantendrá la directriz alcista que nació en agosto y podría llevar a cabo otro ataque a los máximos históricos o, incluso más allá. El valor actualmente está llegando a niveles de sobreventa, por lo que sería razonable un rebote.

grifols


Además, como podemos ver en los indicadores técnicos Premium, es clave que rebote en este nivel, ya que el precio está perforando la media de 40 sesiones que pasa por los 42,70 euros. Aun así, la tendencia del valor sigue siendo alcista, pues la media de 200 periodos transcurre alejada, en los 38,67 euros.

grifols


En lo que va a de año Grifols se ha convertido en uno de los mejores títulos del Ibex 35, con una revalorización superior al 25%. Además, Grifols podría verse beneficiado con la previsible subida del dólar por el aumento de los tipos en EEUU, ya que la compañía se beneficia de un dólar fuerte por las exportaciones al país.