En cuanto al IBEX-35, sorprende el buen comportamiento de valores defensivos como Unión Fenosa y Endesa, que están aprovechando el mal funcionamiento del resto de valores y actúan como valores refugio con caídas por debajo del índice, en torno al 0,5%.
Los temores ante los aumentos generalizados de precios y las agresivas acciones por parte de los Bancos Centrales que esto puede conllevar es lo que está condicionando el funcionamiento de los mercados tanto bursátiles como de divisas.