Una de cada cuatro pymes necesitan asesoramiento profesional para poder cobrar las deudas de sus proveedores, siendo los sectores de equipamiento del hogar, automoción, textil y construcción los más afectados por la actual crisis económica, según explicó hoy Arag en un comunicado.
Ante esta situación, la compañía especializada en seguros de defensa jurídica y servicios legales se introduce en el sector de la reclamación de impagados mediante un nuevo servicio dirigido a las pequeñas y medianas empresas que necesitan apoyo legal para la gestión de sus impagos y recobros ante el creciente repunte de la morosidad.

Según el Ministerio de Industria, el 94,1% de las pymes españolas tienen menos de 10 empleados, con lo que no cuentan con recursos suficientes para hacerse cargo de un tipo de gestiones que actualmente pueden llegar a durar más de tres meses.

Por eso, Arag gestionará reclamaciones extrajudiciales y judiciales de deudas tanto en España como en toda la Unión Europea (UE) con el objetivo de reducir la media del plazo de pago de las deudas y mejorar así su rentabilidad.