Desplome generalizado en toda Europa después de conocer el ultimátum que ha dado Rusia al Ejército ucraniano para que dejen las armas y se rindan. El selectivo nacional retorna a mínimos del último mes con una caída del 2,33%, hasta los 9.878 puntos.
 
El único que parece dispuesto a no preocuparse y a aprovechar la situación actual es el magnate Warren Buffet que acaba de declarar que ni toma "decisiones en base a noticias diarias" y que, por supuesto, "aprovechará las caídas" para comprar. 

El primer día de cotización del mes de marzo ha mantenido la tendencia de la semana anterior después de que los inversores hayan conocido que la crisis desatada en Ucrania no va si no a peor. Las últimas informaciones apuntan a que las fuerzas rusas desplegadas en la Península de Crimea habrían alertado al Ejército ucraniano  de un posible ataque a las 4 de la mañana de este martes (hora española) en caso de que no se retiren de la capital de la región. 

El nerviosismo se ha apoderado de los mercados con la divisa rusa, el rublo, desplomado. En una semana se ha dejado un 2,5% de media frente al dólar estadounidense y frente al euro. El par euro/dólar, por su parte, no se baja de la burra y se mantiene en el máximo del 1,38


Pérdidas para las bolsas
La situación internacional está adquiriendo tal dimensión de tensión que el principal mercado económico, el estadounidense, también está viéndose afectado antes de la apertura. Todos los principales índices de la bolsa norteamericana están descendiendo considerablemente, de manera que el Dow Jones está perdiendo más de un punto porcentual, del mismo modo que el S&P500 que pierde la importante resistencia batida la semana pasada en los 1.850 puntos. 

Los expertos de Morgan Stanley han publicado una nota en la que hablan de cuáles son las cotizadas más expuestas a la debilidad del rublo. En su mayoría son empresas ligadas al sector de la alimentación y la energía.

En Europa es especialmente remarcable la caída que ha sufrido el Dax Xetra germano, el mercado más afectado -de lejos- por la crisis ucraniana. La Bolsa de Fráncfort ha descendido finalmente de los 9.400 puntos con un desplome superior al 3%. 

Algo más moderadas han sido las caídas para la bolsa francesa que retrocede hasta perder el soporte de los 4.300 enteros, mientras que la bolsa italiana se deja por el camino los 19.800 puntos. 


Ibex 35
El selectivo nacional ha jugado durante toda la sesión con la pérdida -también- de los 9.900 puntos. Finalmente, el Ibex 35 se deja un importante 2,33% hasta los 9.878 puntos. (Ver: Carta mensual del departamento de análisis de Ei)

La construcción es el sector que arrastra al Ibex 35 a su nivel más bajo desde comienzos del mes de febrero. Sacyr y FCC se han disputado hasta última hora ser el farolillo rojo de la sesión con una caída superior al 5%. En todo caso, es especialmente significativo el recorte de Fomento de Construcciones que suma un nuevo desplome muy abultado que se suma al del pasado viernes, cuando retrocedió un 8,5%. Cierra el valor en los 15,62 euros por acción. 

La lista de 'vendedores' para los títulos de FCC la encabeza Morgan Stanley, bróker que se ha deshecho de 232.000 acciones de FCC en esta sesión. Crédit Suisse ha querido deshacerse de otras 158.000 acciones, mientras que UBS se convierte en el tercer mayor bróker en vender con 120.000 títulos .

Acciona, con una caída del 4,78%, y ACS, que se deja otro 4,1%, se colocan también a la cola del selectivo. 

Sin embargo, Inditex, el blue chip más castigado del último mes dentro del selectivo, es el que menos se ha empeñado en sumar a la baja en esta sesión con unos números rojos del 1,1% que le lleva hasta los 103,15 euros por acción. Repsol retrocede otro 1,54%, mientras que Telefónica se deja un 2,21%. (Ver: Telefónica pierde el soporte clave de los 11 euros. ¿Dónde tiene el siguiente freno?)

En esta línea se coloca la gran banca, con un recorte del 2,8% para BBVAy otro 2,9%, para el Banco Santander

Enagás logra sobrevivir en terreno de ventas. Es el único valor del selectivo que cierra en números verdes con una ligera subida del 0.28% hasta los 21,14 euros por título. 


Mercado de deuda
Los expertos apuntan a que tanta incertidumbre sirve para favorecer a nuestro mercado de deuda. No obstante, el bono español a diez años se mantiene por encima de la cota del 3,5% de rentabilidad exigida, tal y como cerrara el viernes pasado. 

Por su parte, la prima de riesgo española sube más de cinco puntos y se coloca en los 194,5 puntos básicos. Y no es la única que lo hace puesto que repuntan los diferenciales de todos los países europeos respecto a Alemania. El riesgo país italiano se anota otros 4 puntos básicos, hasta los 190 pb.