Aunque nunca haya oído su nombre, seguramente haya tenido más de una vez alguno de estos minerales en su mano. Los denominados “tierras raras” toman su nombre de la denominación inglesa para los óxidos “earth” además de ser elementos poco frecuentes. Pero no dejan de ser eso, metales de transición de la tabla periódica que están en todas partes. Y su singularidad reside en la dificultad de entrar yacimientos con una alta concentración y pureza.


Elementos tierras raras


Y es que, aunque se pueden encontrar tierras raras en prácticamente todo el mundo, no siempre es posible o rentable explotar estos yacimientos. China concentra en la actualidad casi la totalidad de la producción mundial y países como Estados Unidos o Japón – grandes consumidores de estos elementos – dependen de China para abastecerse. A día de hoy, China produce el 80% de los metales raros del planeta, por debajo el 97% que producía hace tan solo cuatro años.
En total son 17 metales – entre los que se encuentran el Cerio, el Terbio, el Samario, el Holmio, entre otros- que han servido para producir la mayoría de productos que se utilizan en el día a día. Televisores de plasma, teléfonos inteligentes, tabletas o incluso lavadoras y coches híbridos cuentan con algunos de estos minerales entre sus piezas.

Su uso se incrementa cada año, ya que constantemente se encuentran nuevas aplicaciones para ellos. Así el neodimio, el holmio y el disprosio se emplean como parte de la construcción de láseres; el samario en los imanes permanentes más potentes que se conocen. El iterbio y el terbio se emplean en dispositivos magneto-ópticos utilizados en los ordenadores.



Elementos tierras raras coche


Pero ¿es momento de invertir en este tipo de materias primas? Los precios de estos minerales están subiendo de nuevo y, tal y como muestra el MTL Index – especialista europeo en inversión en metales estratégicos y tierras raras – parece que estamos ante el momento perfecto para invertir. “Pues la recuperación de la demanda ya puede verse fuera de China, primer consumidor”. De hecho, esta misma empresa reconoce que el incremento de los precios es inevitable pues “se estima que la necesidad de tierras raras en 2015 pasará de las 140.000 toneladas actuales a un nivel de 200.000”.

La agencia Estadounidense de Servicio geológico (USGS) ha calculado que incluso con un aumento de la demanda del 10% anual, el riesgo de penuria de las tierras raras tendría como consecuencia un aumento significativo de los precios. Un mercado que comienza a moverse pues en febrero Pekín lanzó una nueva ronda de almacenamiento de información de tierras raras a través de la Oficina Estatal de reserva de Materiales y también Hitachi, fabricante japonés de imanes, formó una joint venture con el productor de imanes chinos, Beijing Zhong san Huan Hi-Tech para protegerse de la subida de precios y el acceso a los metales.

Ciclo de Clases Magistrales
La cotización no acompaña

Si vemos los gráficos de los ETFs que replican el comportamiento de estas materias primas, el momento de mayor apogeo llegó en 2011 y desde entonces no parecen haber recogido las buenas perspectivas de las que se habla en el sector. De hecho, la propia ficha del fondo muestra que, si hubiera invertido 10.000 dólares en el momento de la salida del ETF, ahora recuperaría en torno a 2.500 dólares.

Crecimiento beneficios ETF Tierras raras


Muestra de ello es el Market Vectors Rare Earth/Strategi Metales ETF(REMX) que proporciona exposición directa a estas comodities invirtiendo en empresas mineras de todo el mundo dedicadas básicamente a la extracción de metales estratégicos o tierras raras. Su exposición, según la última ficha del fondo, se centra en China (23%), Australia (19%) y Estados Unidos (16%) en compañías como Hunan Nonferrous Metals Corp, Tronox US, China Molybdenum o Eramet SA ERA.

Posiciones del ETF Tierras raras


Los expertos reconocen que mientras el mundo siga desarrollándose tecnológicamente, los elevados índices de crecimiento de las empresas relacionadas con tierras raras, antes o después, se transformarán en beneficios. En España, se comercializa tanto el ETF antes mencionado como el UBS Stoxx Global Rare Earth Eur, ambos infraponderados y con grandes oportunidades sempre que se tenga el largo plazo como objetivo de inversión.


Quizás también le interese leer "Las tecnologías del futuro: una inversión absolutamente rentable"