De nuevo hay ventas generalizadas con la resaca del G-20 “pero no ha habido tanto decepción sino nuevamente que tendremos que esperar. Los inversores nos estamos acostumbrando a que se ponga dinero sobre la mesa pero el juego sigue…y todavía queda”, reconoce José Luis Martínez Campuzano,estratega de Citi en España.
Este experto considera “necesario” que haya una mejora en algo “pues tenemos el tema de Grecia pero también estamos pendientes de Europa, de la macro internacional… los mercados son buenos indicadores de futuro, y tengo la sensación de que están apostando porque ese futuro sea bueno. Nos toca consolidar y ver hasta qué punto sigue siendo incierto que, desde mi punto de vista, es mucho”.

Este próximo miércoles las entidades de la Eurozona se enfrenta a la microinyección de liquidez del BCE. ¿Y después? “Pues esperamos a que alguien nos vuelva a dar dinero”, reconoce este experto en declaraciones a Radio Intereconomia. Este experto ve una situación complicada y “aunque los mercados lo harán bien este año, todavía a corto plazo lo están haciendo de forma excesiva, por lo que puede haber catalizadores que obliguen a corregir”.

En el punto de mira Alemania. Hoy el Parlamento alemán se pronuncia acerca del segundo paquete de ayuda a Grecia. “Al final están intentando votar un rescate cuando hace poco decían que no sabían si serviría para algo e incluso que la mejor solución sería la de expulsar al país del euro”. Estamos hablando de un rescate “que la mayoría del mercado estipulamos se quedará corto, con lo que mal vamos. La zona euro tiene problemas de tipo político, eso es lo que hay que aceptar porque mientras siga así, seguiremos hablando de crisis europea un largo rato”.

Al final no sólo es dinero sino que el mercado precisa más uniformidad a la hora de abordar los problemas y seguimos echando en falta mucha de esa uniformidad. Tengo la impresión de que todavía no se ha entendido toda esta crisis europea “por lo que la solución tampoco la podremos plantear a corto plazo”. Europa no está preparada para una crisis de estas características por lo que tendremos que seguir viviendo con ella. Es cierto que la sensación que tenemos todos es que el dinero no lo es todo, ni los desequilibrios de los países.