“Hemos visto una vez más una sesión de menos a más”, asegura Miguel Castels, director de análisis de Finanduero, quien reconoce que “la apertura estuvo muy condicionada por el cierre del viernes que fue muy negativo motivado por Wall Street”.
“Pese a que la sesión comenzaba en negativo, parece que ha ido entrando dinero poco a poco en el mercado y a pesar de que los resultados empresariales conocidos en Europa han sido flojos”, apunta Miguel Castels, director de análisis de Finanduero. Y si miramos al otro lado del Atlántico, este experto considera que la apertura de EEUU “va a estar muy condicionada por los resultados empresariales como los de IBM o Texas Instruments”.

Dentro del selectivo español, Telefonica es la compañía protagonista de la sesión ya que tras asegurar que la oferta por Vivo está extinguida, está iniciando los trámites para disolver la sociedad que comparte con Portugal Telecom, Brasilcel. En este sentido, Castels afirma que la compañía presidida por César Alierta “tiene un empeño importante por hacerse con Vivo, una empresa fundamental para desarrollar sus planes de expansión en Sudamérica”. “Pero no va a cesar en el empeño aunque la vía que se baraja de sancionar a Brasilcel para intentar comprar directamente en el mercado es una posibilidad no sea la que más le guste a Telefónica”. “Aunque César Alierta haya optado por no prorrogar el plazo que tenia en las negociaciones, se van a aseguir produciendo off de record”, señala.

Y es que el gran problema de Portugal Telecom es que “está intentando negociar con otras compañías antes de decir que sí a Telefónica”. Pero -continúa- “en caso de que no se produzca la venta de la participación por la que lucha Telefónica, la gran perdedora será la portuguesa y que hoy está sufriendo ya un fuerte castigo”.

La atención de los inversores también se dirige hacia Indra que ha ganado un contrato en Chile, un proyecto con un importe de unos 300 millones de euros. En este contexto, este experto reconoce que “la compañía está haciendo un buen trabajo, está consiguiendo contratos importantes y está reforzando su cartera de pedidos sobre todo en salud e infraestructuras”. Además -continúa- “está intentado internacionalizar su cartera de pedidos y sus ventas y probablemente la compañía consiga que una cifra cercana al 40% de los beneficios provengan del exterior”. No obstante, desde el punto de vista técnico, este analista considera que la compañía no invita a la compra ya que tiene un soporte muy importante en los 12 euros”.

Recomendaciones

“Teniendo en cuenta cómo están los mercados con los grandísimos niveles de volatilidad, no hay valores para irse tranquilos de vacaciones”. Sin embargo, para estar menos nerviosos se podría apostar “por Telefónica y Banco Santander así como Inditex o Viscofán”, finaliza.