Telefónica está negativamente condicionada por el sector del que forma parte, y dentro del que es la que mejor se comporta. No obstante, no es raro que se tomen beneficios puesto que se ha revalorizado en los últimos meses. A pesar de que los analistas recomiendan mantener el sector en cartera, la incertidumbre es creciente y la situación es cada vez más complicada puesto que el mercado lo está convirtiendo en un sector de utilities más que de valor.
Septiembre no acostumbra a ser un mes positivo pero parece que está aguantando a pesar de que la lógica conduciría a materializar beneficios. Ahora hay pocas referencias y esta tendencia se prolongará a lo largo de toda la semana, por lo que dependemos del mercado norteamericano que no nos moverá hasta su apertura a las 15:30 horas.