La operadora confirmó anoche que llegó a un acuerdo con BeIN Sports para emitir los partidos de la Champions League. La noticia ha sido celebrada con un repunte de hasta un 2% en los mercados.

 
DTS y Mediapro alcanzaron un acuerdo para la difusión del canal de televisión de pago temático denominado BeIN Sports que contiene, entre otros, partidos de las competiciones “UEFA Champions League” y “UEFA Europa League” correspondientes a las tres temporadas 2015/16 (desde el 12 de enero de 2016), 2016/17 y 2017/18. Era la guinda del pastel que le faltaba a Telefonica en su oferta de televisión digital y que por fin ha conquistado.

Según ha notificado la compañía española a la CNMV, el precio total “de los acuerdos relativos a los mencionados canales asciende a 2.400 millones de euros”. Por otra parte, DTS el pasado 2 de diciembre de 2015 “resultó adjudicataria del Lote número 5 para la emisión en televisión de pago de un partido en directo de Primera División y un partido en directo de Segunda División, en exclusiva y en primera selección, en la licitación efectuada por la Liga Nacional de Fútbol Profesional y comunicada públicamente el día 13 de noviembre de 2015 para las tres temporadas 2016/17, 2017/18 y 2018/19”.



En este sentido, una vez la información ha comenzado a ser descontada en la bolsa, el valor ha respondido con subidas que han llegado a superar el 2% en una jornada que ha destacado por el verde en las plazas europeas.

Telefonica cotizacion


Así, este acuerdo podría ser un impulso para la acción que recientemente está recibiendo el foco de los analistas. Citigroup en un informe apostaba por comprar acciones de la operadora. En su nota explicaban que estaba “estabilizando su rentabilidad y se podría beneficiar de una recuperación de la economía española, así como una mejora de los precios en este mercado”.
 
Por el contrario aseguraban que “en algunos mercados de Latinoamérica podrían observarse aumento de las ventas por encima de los crecimientos de la inflación”. Los expertos de la firma le dan un precio objetivo de 15,5 euros por acción, lo que implicaría un potencial de un 60% desde los niveles actuales de cotización.

Apuntan que los riesgos que podrían impedir el éxito de esta idea de inversión podrían ser posibles adquisiciones, cambios en la regulación y algunos problemas macro que incluyen la fluctuación de divisas.  Además consideran que las tasas de crecimiento en algunos países de Latinoamérica podrían no cumplir sus previsiones.

En esa línea de apostar por la operadora española se mostró recientemente Álvaro Blasco, director de ATL Capital. El experto indicaba que “por debajo de 10 euros nos parece una buena compra”.

Por su parte, Pablo García, de Carax Alphavalue, indicaba que ven “en Telefónica vemos un potencial del 30% “aunque matizaba que es la única que analiza el sistema value a momentum y éste nos dice que es malo para la operadora”

Por tanto, habrá que ver qué nuevos movimientos sigue realizando la compañía en los próximos meses. Este acuerdo es lo que esperaba desde hace meses, ahora falta ver cuáles son los números que le reporta.