Telefónica retrasa el ataque de los 9 euros después de que la agencia de calificación crediticia Moody's rebajara la calificación de la compañía a un escalón del “bono basura”.
 
Ayer por la tarde Moody’s ponía la puntilla a Telefónica al rebajar su calificación crediticia a largo plazo ¡desde Baa2 a Baa3, el último escalón antes de entrar en el conocido grado de “bono basura”. Al mismo tiempo, Moody´s rebajó la calificación crediticia a corto plazo de la operadora a P-3 desde P-2. La perspectiva del rating es estable.

La reducción del dividendo anunciada por Telefónica la semana pasada no ha sido suficiente para convencer a la agencia. De hecho, Moody's opina que el recorte de la retribución al accionista "es un paso en la dirección correcta porque preservará la liquidez de la empresa y ayudará a reducir la deuda progresivamente".
 
Moody’s exige ver "una evidencia clara del progreso realizado por la compañía para alcanzar el desapalancamiento previsto para este año", mientras que a cierre del tercer trimestre la deuda de Telefónica ascendía a 49.984 millones de euros, es decir, 3,05 veces su beneficio bruto de explotación (oibda). Este año se le truncó la operación de venta de O2, aunque sigue intentando sacarla a bolsa, y dio un paso atrás con la OPV de Telxius. Ambas desinversiones le habrían podido aportar una liquidez de 13.250 millones de euros (13.000 millones por vender O2 a Hutchinson Whampoa + 250 millones por el 36,36% de Telxius). 
 
Telefónica en bolsa
La decisión de Moody’s hoy es cotizada por Telefónica con caídas de más de un punto porcentual, lo que imposibilita que supere los 9 euros, aunque no sale del canal lateral en el que se mueve desde agosto y que limita la cotización entre los 8,80 y los 9,60 euros, o lo que es lo mismo, entre los retrocesos de Fibonacci del 23,6% y el 38,2%.

Hoy está atacando el canal por la parte baja y si perfora los 8,80 euros, correría el riesgo de caer hasta los 8,50 (mínimos de febrero) y, posteriormente, hasta los mínimos anuales en 7,66 euros causados por el referéndum británico.


  
Los indicadores técnicos Premium muestran que Telefónica se está jugando la tendencia alcista de medio plazo al juntarse las medias de 40 y 14 sesiones en la zona de 9 euros. Además, el momento y el volumen no acompañan una posible recuperación.