Aunque la tensión con respecto a España es máxima, “Italia tiene importantes emisiones de deuda para estos mese y, financiarse con el bono al 6,5% es complicado porque supone una importante carga para las arcas públicas".

Aunque ayer España colocara deuda a un año con tipos superiores al 5%, “Rajoy está tensando la cuerda y dice que le importa más la recapitalización de los bancos porque no tiene necesidades acuciantes de financiación. No es dramático que haya colocado deuda al 5%, lo dramático sería que fuera aumentando a lo largo del año”.

Fitch dice que en el peor de los casos los bancos españoles van a necesitar entre 90.000 y 100.000 millones. Lizán cree que “las cifras finales, teniendo en cuenta una carga al sector inmobiliario y las hipotecas y contando con un recorte fuerte de la cartera inmobiliaria, las necesidades de la banca española pueden ascender a 100.000 millones. Hay informes que dicen que son 300.000 millones, pero eso sería en el peor de los escenarios, contando con una quita de la deuda española y portuguesa en manos de bancos”.

No obstante, “si seguimos con el inmovilismo de Europa, lo próximo será aplicar quitas a la deuda española, por lo que habría que cortar rápido todo esto, si no, las necesidades van a ser mucho mayores porque aumentaría el stress a niveles de colapso. El ‘bund’ sería una locura, porque sería el acreedor por excelencia, pero también Alemania tiene deuda española… por todo ello, creo que intentarán frenar todo aquí porque España e Italia son la quinta y cuarta economía de Europa, son palabras mayores”.

Hoy Telefónica recibía un recorte de rating por parte de Moody’s, por ello, el experto comenta que “a nadie le sorprende que Telefónica venda algo de negocio. La deuda de Telefónica pasó de 26.000 a 56.000 desde 2005 a la actualidad, y, ahora la compañía tendrá que desapalancarse.No habrá ventas de grandes negocios, pero sí desinversiones en los que no son estratégicos o puedan suponer un impacto en el core o Ebitda de las. Así se evitará que le rebajasen más el rating y que empeore su capacidad de captación de capital. No obstante, yo creo que Telefónica e Iberdrola no van a pasar a ‘bono basura’”.
Este miércoles la Fed podría anunciar nuevas medidas de expansión económica, pero “se guardará el QE para cuando los datos macro empeoren en los próximos meses. Ahora no tendría mucho sentido. Ahora, lo más esperado es que amplíen la ‘Operación Twist’. No obstante, una mejora en las bolsas vendría más por lo que pueda hacer Europa ahora mismo”.

Declaraciones a Radio Intereconomía