E Europa no interesa que se llegue a un punto de no retorno respecto a Grecia. "Igual que en marzo parecía que todo estaba tranquilo, y en ese momento estábamos reduciendo exposición, ahora tampoco estamos en la situación de quiebra del sistema", reconoce Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego.
El BCE si quisiera, monetizando deuda, nos podría rebajar el tipo de interés a la mitad. Tengamos en cuenta que las elecciones son muy relevantes, que haya un contrapeso a la política de austeridad de Merkel que vaya tomando relevancia, es donde está el riesgo.

Estamos en momento de pánico, que suelen ser buenos para ser contrarios. Ya fuimos muy negativos cuando el mercado estaba en máximos pero las elecciones francesas y griegas es probable que sigan presionando la prima de riesgo para buscar una solución que sea buena para todos.

De momento sigue la presión sobre el sistema financiero español. Los últimos tres días se comenta que podría haber esa rebaja, no será la última, y habrá otras agencias que seguirán bajando la calificación. Se están haciendo provisiones importantes pero si seguimos en recesión, no podremos conseguir llegar al déficit del 5.3% con muchas posigtiblidad. Eso provocará que la morosidad se siga incrementando, la tasa de paro siga subiendo…la situación es complicada y a no ser que la UE de pasos hacia delante – algo que no hará hasta pasadas las dos elecciones-seguirá la inestabilidad.

Puede haber buenas valoraciones pero no se pueden compara con las de hace años porque la situación económica no era la misma. SE pueden constatar subidas significativas pero hay que tener en cuenta que Alemania se está financiando al mejor tipo de su historia, se está fortaleciendo.