Lo más importante, ante esta situación del mercado, es que el pequeño ahorrador tenga claros sus horizontes y objetivos y si su horizonte no es de muy corto plazo es el momento de comprar.
Es normal que tengamos estas caídas en la bolsa después de las subidas tan pronunciadas que hemos tenido desde principios de año. La bolsa se está acercando a los 11.200, siempre que se vuelva a mantener ese soporte lo lógico es que la bolsa rebotara en esos niveles. La corrección está siendo más severa de lo que se podía esperar.