No hay quinto malo dicen los taurinos, y no ha habido quinta semana mala para el Ibex 35 que sumó en esta última sesión un 3,57%. En opinión de José Lizán, analista de Nordkapp “esta semana hemso estado en un movimiento lateral muy fuerte en los índices, con poco volumen en los mercados” y “hoy la noticia de Wells Fargo anunciado una previsión de beneficios para el primer trimestre por encima de lo esperado, ha sorprendido gratamente al mercado”. Así las cosas, “todo el sector financiero ha tirado con fuerza y los bancos han liderado las subidas”, explica el analista. Sin embargo, “se han frenado en las resistencias de la parte alta, los 750 puntos del S&P 500 y los máximos de febrero para el Ibex 35, que no ha sido capaz de superarlos”. El experto apunta a que “ahora la clave será la campaña de resultados, que con una contracción del consumo y de la economía como la que estamos viviendo serán flojos”, “habrá que ver qué números publican las grandes corporaciones”.
En relación al ámbito bancario, Lizán explica que “la coyuntura ha sido de recapitalización del sistema bancario, en EEUU de modo más rápido” y “ahora está empezando en España”. En la Vieja Europa “cada país lo ha hecho a su forma, sin anticipación lo que ha dilatado e incluso aumentado la crisis bancaria”. “Wells Fargo ha sido un banco sano y en un entorno de desinversiones, de recorte de personal lo ha hecho bien” y es que “si hay eficiencia, si lo haces bien, eso entra rápido en los números del banco” por lo que “podemos ver alguna alguna sorpresa positiva” de la mano de alguna compañía. De todos modos, “queda mucho tiempo para que el sector bancario crezca como lo hizo en la última etapa de expansión del crédito”. “La expansión fue muy alta, con altos márgenes y un crecimiento casi de doble digíto a nivel mundial” y ahora “faltan muchos trimestres para que veamos a los bancos creciendo fuerte, queda mucha mora por absorber sobre todo en España”. Lizán reitera que “aún nos queda mucho por digerir, mucho tiempo para ver una expansión del crédito y un crecimiento de dos dígitos”. 

Es cierto –matiza- que “ la corrección había sido muy severa” y “ahora corrigen desde mínimos”. Además, en el caso del Ibex “BBVA y Santander pesan mucho y han tirado con fuerza del índice en cuanto se ha sabido la noticia”. El analista reconoce que “si estabas en la cartera sin bancos, tu comportamiento relativo en relación a los índices es en contra y malo” pero “hay que ser cautos”. No cree que “veamos un Santander cercano a 4 euros otra vez” pero “si el rebote sigue, sería momento de deshacer posiciones porque la visibilidad de resultados en el ciclo no es halagüeña”. 

El segundo sector protagonista del día fueron las televisiones, para Lizán “Telecinco ha sido uno de los valores más castigados por su componente cíclico”, “se frenó en seco la publicidad y así lo han sufrido los títulos” y si a esto “le añadimos una TDT en formación, la tarta publicitaria se reparte aún entre más medios”. No sólo televisiones, “Internet, radios… y esto unido a la caída de ingresos se vio reflejado en las cotizaciones”. Sobre la mesa, posibles fusiones y una televisión digital de pago que “anima a los movimientos corporativos”. El sector –apunta el analista- “vive un rebote lógico, aunque no creemos que vuelva a la senda del crecimiento de forma rápida, pero es que sus cotizaciones habían llegado incluso a descontar una suspensión de pagos”.

Las recomendaciones del experto pasan por fijarse “en valores rezagados”,
“primero subió Sol Meliá y hoy lo ha hecho NH Hoteles –más de un 7%-“, también “ocurrió con Telecinco, primero y después Antena 3”. “Está entrando dinero a los pequeños valores, hay más apetito por el riesgo y compañías cíclicas o que descontaban quiebras están empezando a rebotar” y “esto es muy positivo”. Mientras “dure el rebote tomamos alguna posición y rotamos cartera, si Cintra lo ha hecho bien, Abertis se ha quedado un poco rezagada, así que invertiríamos ahí”. Entre los grandes, “apostaríamos por Repsol porque si el crudo rompe la barrera de los 50 dólares, la política de reservas está mejorando”. “A poco que le acompañe el ciclo podría revalorizare porque además la presión sobre Sacyr para la venta de su paquete en la petrolera ha disminuido tras la venta de Itínere a Citigroup”. “Seguimos con una cartera sin bancos, tenemos dudas porque creemos que si no se ha cogido el rebote es tarde para hacerlo”, aunque “dada la fortaleza demostrada por BBVA y Santander, podrían seguir haciéndolo bien”.