El martes comienza con mejor pinta que ayer, que fue un día negro por los problemas de Chipre, la rebaja de Alemania de la previsión de crecimiento y lo que vimos ayer es cómo pueden cambiar las cosas en pocos minutos. Las palabras del presidente del Eurogrupo fueron las que alarmaron a los mercados. 
 Nosotros extraeríamos dos conclusiones: mucho cuidado con las palabras que se eligen por parte de las autoridades – más en momentos delicados – y queda en evidencia que los que pensaban que los problemas de la Eurozona estaban resueltos, se equivocan.

Parece que hoy los mercados quieren minimizar lo que ocurrió ayer. En el terreno empresarial, la noticia del día es la colocación por parte de telefónica de autocartera entre inversores institucionales para reducir deuda. "De momento está suspendido de cotización y veremos si vuelve a cotizar, posiblemente lo hará en positivo", explica esta experta en Radio Intereconomia. 

Tal vez el regulador esté escarmentado de los últimos sustos y quiere ser algo más cuidadoso a la hora de suspender un valor con una noticia importante sobre la mesa.