Tal y como había avanzado la compañía el pasado 15 de febrero, el beneficio de Técnicas Reunidas se redujo un 55% en 2015, arrastrado por la debilidad del sector petrolero.
 
En concreto, Técnicas Reunidas obtuvo unas ganancias de 60,2 millones de euros, frente a 134,5 millones un año antes.  Tal y como ya había comunicado, la caída del beneficio se produjo los sobrecostes extraordinarios en el proyecto de la mejoradora en Canadá. La ejecución de este proyecto se ha visto influida por diversos factores relacionados con los efectos de la inestabilidad global de la industria del petróleo en Alberta al reducirse drásticamente su precio.
 
Como explicaban los expertos de Renta 4 “esto ha provocado un mayor retraso del esperado en la entrega de los últimos módulos, trabajos excepcionales en el emplazamiento para completar esos módulos antes de su montaje y un mayor coste por los altos precios de la mano de obra en Canadá. El compromiso de Técnicas Reunidas para cumplir con la finalización del proyecto en junio de 2016 y mantener su reputación como contratista fiable y de calidad ante clientes y principales subcontratistas le ha llevado a tomar las medidas necesarias para completar la planta, absorbiendo los costes asociados”.
 
Esto no ha impedido que los ingresos crecieron un 33%, hasta 4.195 millones de euros.

Beneficio de TÉcnicas reunidas

En este entorno, el consejero delegado de la compañía, Juan Lladó,  afirma que “aún en el escenario actual de precios del petróleo, Técnicas Reunidas ha resultado adjudicataria de nuevos proyectos por valor de 6.662 millones de euros. Los altos niveles de cartera aseguran la visibilidad de ingresos para 2016 y 2017”.
 
Es más, el directivo explica que “nuestra diversificación tanto geográfica como por producto nos permite optar a más oportunidades y mantener nuestro foco estratégico en un crecimiento rentable en beneficio de nuestros grupos de interés”.
 
Por el momento, la cifra de adjudicaciones está en máximos históricos en 6.662 millones de euros y la cartera de proyectos está situada en 12.136 millones de euros, un 44% más que un año antes.
 
De esta forma, la empresa ha emitido un guidance para este año que sitúa las ventas en un rango de entre 4.300 y 4.600 millones de euros, por encima de la cifra de 2015. Por otro lado, espera un aumento del margen EBIT de un 4%. Además, apuestan por la continuidad en la distribución de dividendos.

En lo que va de mes, la compañía se deja un 23% en bolsa.