Ojo con Sacyr, pues el precio está volviendo a caer por debajo de la directriz bajista que nació en los máximos de mayo, luego de intentar salvarla la semana pasada. 

Sacyr hoy se ve arrastrada por Repsol, participada muy afectada por el abaratamiento del precio del petróleo. El crudo no para de caer y pone en riesgo sus previsiones y su tan defendido dividendo, pues maneja un break even de 50 dólares. Si la petrolera suspende su retribución al accionista, Sacyr dejará de percibir una liquidez en vena en es muy necesaria para reducir su apalancamiento.

Así pues, hoy Sacyr se ve arrastrado por las ventas y comienza a perforar la directriz bajista que nació en los máximos de mayo. La semana pasada logró superarla, pero hoy está haciendo un movimiento de vuelta que podría acabar en throwback o, en el peor de los casos, con Sacyr otra vez dirigiéndose a mínimos anuales.

El break even que decidirá esta situación son los 2,20 euros. Un cierre por debajo dejaría al título sin soportes hasta los mínimos anuales en 3,99 euros. En cambio, si sólo va a soportarse en los 2,20 euros y vuelve a tirar hacia arriba, Sacyr buscará atacar posteriormente el primer retroceso de Fibonacci, que figura en los 2,45 euros.

sacyr


Según los indicadores técnicos Premium, Sacyr sigue siendo claramente bajista en el largo plazo, pues la media de 200 sesiones transcurre muy por encima del precio, concretamente un 42% por encima, en los 3,09 euros. Además, si hoy la constructora termina cediendo, llevará al traste también la tendencia alcista de medio plazo porque el modo rebote finalizaría.

sacyr