Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, analiza la situación de algunos de los principales valores del Ibex 35 en una jornada en la que la banca vuelve a lastrar los índices. 

En base a dividendos, hay quien duda entre Telefónica y France Telecom. Blasco, en declaraciones a Radio Intereconomía, se inclina por la española “de cara al futuro. En terreno de dividendos, amabas compañías van a seguir dando buenas rentabilidades y los datos de expansión en Brasil por parte de Telefónica son bastante esperanzadores”.

Banco Sadabell cae este lunes más de un 5%, hasta los 2,12 euros, debido al salto al parqué de las acciones procedentes de la última ampliación de capital. Según el analista, “era previsible que viéramos ciertas caídas en la cotización, aunque yo no esperaba que fuera tan violenta. El sector bancario aún nos puede dar algún que otro susto. 2,09 euros podría ser el nivel en el que puede tener cierto soporte que, en caso de perderlo, podría llevarle mucho más abajo. En caso de perderlo, lo mejor es materializar esas minusvalías.”

Dentro del sector financiero, “las grandes operaciones ya están en marcha”, comenta el analista, “y queda la duda de saber si el Santander va a hacer algún movimiento y el camino que tomará Bankia. Me chocaba hace un rato ver a Banesto positivo.”

Otro sector que comienza a remontar el vuelo son las constructoras. “Están haciendo muy bien sus deberes. ACS es una compañía muy sana, con un PER de 6,2 y una rentabilidad por dividendo por encima del 4%. Está bien gestionada y está sabiendo abrirse a los mercados.” ACS cede un 2,8% en los 20,50 euros en los primeros compases de sesión.

Repsol YPF sigue sufriendo las consecuencias de la política argentina. Hoy cede más de un 1% tras conocer la cuarta provincia que retira la licencia a la compañía, Salta. Blasco apunta que “la situación de Argentina está bastante descontada en el mercado. No debería hacerle sufrir mucho más en la cotización. Fitch ha realizado una rebaja de Repsol pero la ha dejado en situación estable. Repsol es una compañía que hay que tener en cartera. Yo sería prudente pero creo que hay que aguantar a pesar de que ha perdido los 19 euros y no tiene mucho más recorrido a la baja.”

Por última, el experto considera que Prisa “es una compañía que debería seguir en un movimiento lateral”. Ahora bien, “con paciencia” y a medio plazo “lo hará relativamente bien”.