Los títulos de Repsol terminan la sesión con caídas del  3.6%   justo en el día en el que se ha completado la venta de una participación de un 7,86% de su capital en manos de Pemex.
 
Repsol ha vuelto al mercado con poca alegría, tal y como era previsible. Caídas de más del 3.5% que llevan a la petrolera por encima de los 20.10 euros por acción. Lo hace después de que Pemex anunciara ayer la venta del 7.86% del capital que tenía en la petrolera, dejando a Antoni Brufau el control absoluto de la compañía. Una operación en la que ha obtenido unas plusvalías de 1000 millones de euros.

Con esta venta la petrolera mexicana – que todavía se queda con un 1.38% del capital - comienza su repliegue tras varios meses de tira y afloja entre distintos miembros del gobierno mexicano, que han presionado para la que la petrolera estatal destina sus recursos a México. En un momento en el que las pérdidas de la compañía son importantes, está reduciéndose las reservas de hidrocarburos y se afronta una importante reforma energética.

Pemex ha encargado la colocación a Citigroup y Deutsche Bank, dos de los bancos que habitualmente trabajando con Repsol. Una salida que se produce días antes del cobro del dividendo extraordinario de la petrolera  . Con esta salida el núcleo duro de la petrolera lo conforman Caixabank, Sacyr – con un 9.2%- y Temasek, que controla un 6.26% de la compañía. Tres miembros que han sido el apoyo de Brufau en los últimos tiempos en los órdagos lanzados contra su gestión.

En esta situación ¿es momento de invertir o no en la petrolera? En las últimas sesiones hay muchas voces que recomendaban estar fuera de la petrolera por el escaso potencial que tenía un valor que sube más del 13% en lo que va de año, por encima de la revalorización del 8% que acumula el selectivo español, Ibex 35.

Gráfico semanal Repsol. Fuente: Bloomberg
Gráfico situación de Repsol


Si quieres que te avisemos cuando Repsol cambie de ciclo bursátil,pinche aquí