Multiplicadores inferiores a la media del sector caracterizan a Repsol en los últimos meses, cuyos datos de negocio en Bolivia tras el ascenso al poder de Evo Morales ya han sido descontados. Y esto lo convierte en un valor atractivo. El valor, a pesar de que ha contemplado lo peor, es bueno para las carteras a largo plazo.
Semana intensa en datos macro tras una semana bastante sosa característica de agosto. Hoy es un día de transición a la espera de que mañana comiencen a conocerse los datos macroeconómicos que marcarán la línea de actuación: en función de los mismos se verá si se consolida la zona de los 12.000 a los 12.100 o incluso se supera o bien comienza el rechazo inversor que nos hace caer por debajo de los 12.000 si los datos no son los esperados.