Renault se convierte en la acción más bajista del mercado francés y europeo y durante la sesión ha llegado a desplomarse un 20% después de conocerse que la policía está investigando un posible fraude en las emisiones de sus motores. La acción ha cerrado con descensos superiores al 9%

 Se repite la historia. Después del fraude, ya probado, en las emisiones de algunos motores de Volkswagen, ahora la Renault podría haber repetido la jugada.
 
Como recoge la agencia AFP, la policía gala ha realizado una redada en algunos de los centros de trabajo de Renault para investigar posibles emisiones de óxido de nitrógeno trucadas de sus motores. Desde la propia Renault han confirmado las investigaciones y han dicho que están colaborando con las autoridades. La compañía presidida por Carlos Ghosn ha reconocido que los registros se realizaron la pasada semana, el jueves 7 y que los equipos informáticos que fueron confiscados para ser investigados, ya han sido devueltos. 
 
Pero el mercado no ha dado tiempo a la compañía a que se defienda, pues después del escándalo de Volkswagen, nadie quiere pillarse los dedos. Así pues, los inversores salen a toda prisa del valor, provocando un desplome de más de un 20% en la acción, que ya desciende a los 68 euros, frente a los 86,66 euros a los que cerraba ayer.

Esta caída en Renault están provocando una ola de ventas en el sector europeo, ante el miedo a que la situación se extienda y salgan a la luz otras posibles estafas en las emisiones de gases contaminantes. Así pues, las acciones relacionadas con el sector automovilístico ocupan los últimos puestos del CAC-4 y el Dax. En Francia, Peugeot cae un 8,47% hasta los 13,52 euros, Valeo se deja un 5,61% hasta los 121 euros; en Alemania Volkswagen pierde un 5%, BMW un 5,09% y Daimler un 5,73%.  
 
COTIZACIÓN RENAULT EN EL INTRADÍA
renault