Estamos viviendo un momento bastante bueno, pero las bolsas están despistadas y menos sólidas al alza.
El mercado se ha vuelto más delicado por los niveles ya alcanzados y por otro lado, también por el incremento del precio de las materias primas y la inquietud ante la inflación. Lo que sabemos es que los resultados siguen siendo buenos y el mercado de materias primas se ha aflojado ciertamente. .