Tras varios días de caídas generalizadas en los mercados, hoy, “después de conocer el PIB, se ha mejorado el tono y los mercados se recuperaran con alzas generalizadas en los índices”, comenta Jaime Hoyos, director y consejero de Urquijo Gestión en declaraciones a Gestiona Radio. Por ello, “tenemos que ser optimistas con la recuperación pues, tras un inicio de año de contracción, se confirma que el mercado puede esta ante la recuperación”, celebra el experto, aunque avisa de que, “pese a este dato trimestral, el conjunto del año 2009 va a terminar en territorio negativo”.
“Los mercado seguirán con la senda de alzas y el 2010 será el año de la recuperación tras las caídas del 2009”, augura el analista que, aún así, recuerda que no hay que olvidar que “la clave de los mercados para los próximos meses pasa por cuándo se retirarán las ayudas de los gobiernos y se subirán los tipos de interés” pues, “una vez q se retire la liquidez, los ciudadanos y las empresas tendrán que recoger el testigo de la recuperación”. Del Viejo Continente dice que “va con retraso y el ejercicio del 2009 será mas negativo que para EE.UU”.

Con respecto a la temporada de presentación de cuentas empresariales, el experto comenta que “en general, los resultados de las compañías están sorprendiendo positivamente, aunque, si es verdad que se tenían unas expectativas bastante cautas”. Recuerda que “en EE.UU. el 75-80% de las empresas han batido expectativas, algo muy positivo”, aunque “hay que esperar a que se confirme esta buena tendencia en los resultados en el 4º trimestre”. Para esa temporada, en Urquijo Gestión dicen “tener expectativas muy fuertes” y “el próximo año los mercados de acciones tendrán que continuar con esa tendencia al alza”.

Recomendaciones
Desde Urquijo Gestión dicen que “esperamos que la continuación del movimiento y la buena tónica de los mercados continúe los próximos trimestres” por ello, “recomendamos valores vinculados al ciclo y al PIB y una cartera equilibrada, girada a sectores más cíclicos, como los industriales, petróleo, materias primas, bancos, aunque tampoco olvidamos las tecnológicas y farmacéuticas”.