Bernanke observa que el paro está reducido, que las empresas presentan muy buenos resultados y que el consumo es también muy bueno.
Repsol está barata a niveles de fundamentales y ya están valoradas en su cotización, sus incertidumbres en Bolivia y por ello quien tenga acciones en la compañía debe mantenerlas ya que las dudas se saldarán en próximas fechas. Bernanke, está preocupado con la tensión en el mercado del petróleo y por el alto consumo de gasolina en EEUU.