Para el inversor que esté comprado en el mercado, no es momento de vender ya que todavía podría haber un tirón adicional. Sin embargo, en los niveles actuales el potencial de apreciación es reducido si pensamos en los precios objetivos de las casas de análisis, pero creemos que podría subir entre el 3-4%. No es momento de entrar, salvo en valores puntuales que sean objeto de operaciones concretas. El rally de final de año seguirá su curso pero a la hora de entrar en el mercado habría que ser muy selectivos.
Estamos en niveles muy elevados sobre todo en el Ibex, ya que el resto de mercados está en zonas muy razonables, apoyado en operaciones corporativas. La tendencia en estas próximas semanas seguirá así, aunque las valoraciones están un poco ajustadas pero es cierto que el mercado sigue pendiente de las operaciones empresariales.