El Dow Jones tocó el martes sus máximos históricos al sobrepasar la cota de 19.000 puntos. Un nivel tan psicológico que podría indicar que estaríamos a punto de ver más subidas.
 
Aunque el índice cae ligeramente, a pesar del buen dato de confianza del consumidor de Estados Unidos, el mejor desde mayo. La zona de 19.000 podría dar algo de vértigo, aunque su superación ha llevado a algunos analistas a pensar que el umbral de los 20.000 podría ser más fácil de superar.
 
El director de análisis de Oppenheimer, Ari Wald, comentaba hoy en la CNBC que estos datos muestran que “el riesgo está regresando a los mercados tras dos días en los que los mercados favorecían la aversión. Por eso pensamos que el bull market puede continuar”. En su opinión, el selectivo podría alcanzar los 20.000 en la primera mitad del año que viene que viene.
 
De acuerdo con este analista, el Dow Jones no sólo está superando máximos, sino que lo está haciendo con la dirección adecuada. “Se trata de un comportamiento muy clásico –dice-. Cuando la FED comienza a aumentar los tipos de interés se produce una especie de corrección de medio ciclo –que es lo que hemos visto el pasado año- y ahora está rompiendo al alza, afirma.
 
Por su parte, la CNBC hacía referencia a unos datos que muestran que en los últimos 30 años, cuando el Dow Jones ha superado millares (2.000, 3.000, 4.000… ) hasta llegar a los 18.000 se puede esperar que los operadores del mercado sigan comprando. En este camino, el Dow Jones no solo sube, sino que lo hace mejor que el S&P 500 en todo ese camino en un movimiento que puede durar semanas.

Si nos fijamos en otros  aspectos, más allá del propio comportamiento del mercado, el director de análisis de Estrategias de Inversión, Luis Francisco Ruiz, es algo menos optimista.   El apunta que  “no pensamos que las subidas sean muy sostenibles por varios motivos. Por un lado, las ventas y beneficios se encuentran estancados y será difícil que cumplan con las expectativas por dólar fuerte y repunte de tipos de interés. Además, los bonos están ganando atractivo frente a unas bolsas que están muy sobrevaloradas. Por otro lado, las encuestas a empresarios y consumidores han retrocedido en octubre (faltan por conocer las de noviembre) y, por último, la incertidumbre política lejos de reducirse después de las elecciones ha aumentado”.
 
Para el director de análisis de Estrategias de Inversión “nuestra forma de actuar, pese a que no confiamos mucho en la ruptura y que la dispersión es muy abultada dificultando el stock picking, incrementaremos exposición a mercado si la ruptura se afianza a cierre de la semana que viene pues tendremos la información de las encuestas de noviembre incorporada al precio, la razón es que nuestro modelo no deja de ser seguidor de tendencia y nos estamos quedando atrás”.

dow jones

 
Puede ver aquí la composición de nuestra cartera Premium de EE.UU.
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Los cuatro principales índices superan máximos históricos a la vez