Hemos visto un inicio de sesión con alzas por el cierre positivo de las bolsas asiáticas y el yen se ha mostrado más débil con respecto al dólar, por lo que es una factor tranquilizador. En estos momentos pensamos en cierta cautela para apostar por valores que tienen una valoración acorde con las perspectivas de crecimiento, modelos de negocio sólidos y buscar la calidad. La posibilidad de que E.On retire su oferta sería un factor de riesgo para los inversores minoritarios de Endesa porque es la única oferta en firme en el mercado, precaución.