Seguiremos en una tendencia lateral, siempre y cuando no continúe la escalada en los precios del petróleo ya que esto podría provocar nuevas caídas incluso por debajo de los 11.000 puntos. En un entorno geopolítico en tensión, recomiendo situarse de forma muy defensiva con valores como Telefónica y Ferrovial en renta variable así como apostar por la renta fija que sirve como sector refugio.
La sesión actual y las del resto de la semana dependen de la primera llegada de resultados empresariales, de la capacidad de las entidades para conseguir sus objetivos y de cómo éstas se muevan en un entorno de inestabilidad en lo que a tipos de interés se refiere. Asimismo, se espera la publicación de muchos datos macro, índices adelantados que pueden influir.