Hoy otro bróker más ha perdido la confianza en Popular; Credit Suisse ha recortado su precio objetivo drásticamente hasta niveles en los que no cotiza desde hace 30 años, además, no es la única casa de análisis que baraja precios tan bajos para la entidad bancaria.
 
Popular se convierte, una sesión más, en el peor valor del mercado español. Ha abierto la sesión con un hueco bajista y cada vez está visitando niveles más bajos. De hecho, el precio mínimo marcado este lunes en el intradía está en los 0,786 euros. Aun así, este nivel está por encima del precio en el que Credit Suisse cree que cotizará de aquí a doce meses, pues el bróker considera que Popular va directo a los 0,70 euros, lo que supondría una caída adicional del 16% y regresar a niveles de hace treinta años.
 
El vaticinio de Credit Suisse coincide con el de JP Morgan, que a mediados de este mes también recortó el precio objetivo de Popular a 0,70 euros, convirtiéndose así en los brókeres más pesimistas con el valor.

De hecho, hay algunas casas que confían en la recuperación de Popular. La casa más optimista es Santander GCB, que según el registro de FactSet, sitúa el precio objetivo en 2,07 euros. Es el bróker más alcista, pues el resto ya sitúan los precios objetivos por debajo de 2 euros. El que más se aproxima a esta cifra es Ahorro Corporación vislumbrándolo en los 1,90 euros.
 
Con opiniones tan alejadas, el precio objetivo que dicta el consenso de media se sitúa en los 1,20 euros, un 52% por encima de la cotización actual. También difieren los consejos de compra y venta. De hecho, en el último mes se aprecia un claro aumento de ambas recomendaciones. Así pues, un 37% sugieren vender, contra un 33% que se posicionan favorables a comprar. De hecho, las recomendaciones de compra son las que más han aumentado en las últimas semanas, pues el mes pasado un 22% de los brokers aconsejaban comprar, mientras que un 48% mantener y un 30% vender.


Fuente: FactSet (pinchar para ampliar)
 
Entre tanto, la situación técnica de Popular se encuentra tremendamente deteriorada. Para que se hagan una idea, la primera resistencia que marca Fibonacci se sitúa en los 1,5-1,6 euros, un 100% por encima del precio actual.  

Además, con la fuerte caída que está experimentando hoy su capitalización está disminuyendo hasta niveles de 3.230 millones, es decir, que tan sólo vale 730 millones más que el dinero que inyectaron los inversores este año en la macro ampliación de capital de 2.500 millones que logró sobresuscribir un 35,75%.