Popular está dentro de las quinielas de posibles operaciones corporativas y este año es uno de los elementos importantes a juzgar. La banca española está un poco por encima de los precios de la banca europea (en los mismos ratios tendríamos oportunidades más interesantes en Europa) y se vuelve a poner en primera línea de foco a la banca media como Popular, Sabadell o el propio Bankinter.
En principio parece que todo está bien y habiendo roto máximos históricos deberíamos hacer algo de filtro, es decir, deberíamos superar los 14.500 puntos para decirlo con bastante confianza. Aunque hoy falte el principal mercado mundial, los mercados asiáticos han funcionado bien y si la tradición se mantiene como en años anteriores, si enero se mantiene bien el resto del año debería ser igual.